Novedades

Talento

¿Los colaboradores de tu empresa tienen la oportunidad de hacer lo que mejor saben hacer cada día? ¿Qué te aportaría de valioso responder esta pregunta? En gran medida conocer si tus colaboradores despliegan su talento personal en sus puestos de trabajo y en consecuencia la empresa también.

Las personas crecemos en nuestra área de habilidades, esto es un concepto sencillo y claro. Por ejemplo si nos remontamos a nuestra niñez y recordamos a que jugábamos, mayormente la respuesta será en aquello que naturalmente nos gustaba y el tiempo transcurría sin notarse, aquí nos encontrábamos en nuestra zona de talento; muy por el contrario cuando el juego no nos atraía seguramente nos aburría y queríamos terminarlo o lo evitábamos.
Metafóricamente esta situación se traslada al mundo del trabajo, quienes en la tarea desempeñan sus fortalezas crecen y logran mejores desempeño, pues su talento se convierte en acción.
Asimismo, quienes realizan trabajos en su zona de debilidad tendrán un tope en su rendimiento e invertir a toda costa en capacitación será una pérdida de recursos.

Marcus Buckingham tiene el mérito de haber creado la “Revolución de las Fortalezas” basándose en el convencimiento de que es mucho mejor concentrarnos en potenciar nuestras fortalezas y talentos en lugar de estar preocupándonos en exceso en nuestras debilidades y tratar de corregirlas. Esto se fundamenta en que nuestras fortalezas habitan en nuestra área de expansión. No obstante, el talento puede estar dormido toda la vida sin dar paso a la fortaleza. En esencia es el propio colaborador quien debe darse cuenta que lo motiva, que talento tiene y como volcarlo a su tarea y no tratar de “encastrar piezas de diferentes dominó” intentando acoplar personas a tareas, en vez de lo inverso.

Hoy encontramos que el modo tradicional de hacer empresas que influyó en gran medida en el siglo XX, es obsoleto. Es así que cuando las personas en su trabajo emplean sus fortalezas, aumenta su motivación, crece la productividad, disminuye la rotación, entre otros resultados, surgiendo un circuito ganar-ganar y por ende la empresa se enfoca en su propia fortaleza. Por esto las grandes empresas ahora trabajan con los mejores colaboradores, que son aquellos que despliegan su potencial en la función que desempeñan.

En estas empresas se encuentran alineados los objetivos organizacionales con los de los colaboradores, conocen a su gente y ellos a la empresa, trabajan en puestos donde liberan su talento, pudiendo estar hasta el 75% del tiempo en zona de fortaleza. En este sentido, el Coaching colabora con la maximización del potencial de los colaboradores, des-cubriendo muchas veces los mismos su verdadero talento.

Entonces, ¿cuál es tu respuesta?

  • ¿Qué porcentaje del tiempo diariamente tu empresa emplea sus fortalezas?
  • ¿Cómo seleccionan a sus colaboradores?
  • ¿Acoplan personas a las tareas?
  • ¿Cómo construyen los planes de carrera?
  • ¿Cuánto conoces lo que mejor saben hacer tus colaboradores?
  • ¿Qué talentos requieren las personas para el logro de los objetivos de la empresa?
  • ¿Tu empresa se concentra en potenciar las fortalezas?
  • ¿Si la empresa hiciera algo diferente, qué sería?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − uno =